Lola y el Caracol Verde

Carlota y su comunión

 

 

«El 29 de abril de 2017 va a ser uno de las días más bonitos que vamos a recordar en nuestra familia, Carlota hizo su comunión y además la hizo el día de mi cumpleaños.»

 

 

 

El sitio que elegimos para celebrar su comunión, fue una finca que está a unos 45 kilometros de Albacete y que además dispone de un pequeño Hotel, un Cortijo maravilloso, El Cortijo de Trifillas, decorado con un gusto exquisito y dirigido por gente estupenda que estuvieron pendientes en todo momento de que tanto nosotros como nuestros invitados nos sintiéramos como en casa.

Lo que yo buscaba principalmente, era un sitio en el que estuviéramos solos  (sin ninguna otra celebración en el mismo sitio) con un encanto especial y que además tuviera alojamiento para nuestras familias, que venían de fuera y para muchos de nuestros amigos que también venían de fuera de Albacete para asistir a la Comunión de Carlota, y lo encontramos….. el lugar perfecto y allí nos alojamos desde el Viernes hasta el Domingo, completamente solos en el Cortijo.

Fue una celebración muy familiar, donde lo que pretendíamos era pasar un día entrañable ( en este caso, fin de semana) rodeados de toda nuestra gente, a la que además no tenemos la suerte de verles mucho, al vivir en ciudades distintas..

Las fotos de Carlota, las hice en el Cortijo unas semanas después de la comunión, y en ellas se ve un poco lo que os cuento del maravilloso lugar que es.

 

 

 

 

Para ese día tenia muy claro el estilo que me gustaba para Carlota, algo sencillo pero con mucho estilo, y que sobre todo fuera natural y cómodo. Lo importante es que ella se sintiera cómoda y a gusto con el vestido, ya que iba a jugar y a divertirse con sus amigos con él puesto, ahí sale ese «punto práctico » que tengo y que me hace no entender que a las niñas se les quite el traje de comunión después de la ceremonia o de la comida..

El vestido lo compramos en Labubé, ( hay poca gente por aquí que no conoce esta marca, verdad ??) y no puedo estar más feliz de haberlo hecho. Está hecho a medida, cosido maravillosamente bien, y con unos tejidos fantásticos, y a Carlota le quedaba perfecto.

 

 

El pelo lo llevaba con un  peinado muy sencillo, «enrollado» en los lados (no eran trenzas) y con un recogido muy natural detrás.Y para darle un poco de color opté por mi marca preferida de tocados :

Sister´s Tocados. Conozco a Mercedes desde hace varios años, casi desde cuando empezamos las dos en este mundo del 2.0 y es una persona de esas que llegan al corazón, emprendedora, trabajadora, con un gusto y una empatía increíbles y con una familia que es estupenda.

 

 

Con colores turquesa, dorados, lilas y blanco roto podéis ver lo bonito que lo dejó.

Mercedes hace verdaderas obras de arte, está y estará siempre en todos mis eventos.

(pronto os enseñaré la foto de otro tocado que tengo realizado por ella que es si cabe más bonito todavía)

 

 

Los zapatos eran el otro toque de color que Carlota llevaba ese día, turquesas como el color principal del tocado. Como no llevaba nada en los pies, para que no le rozaran, tenían que ser blandidos y de piel muy suave.

Los encontré buscando por Internet bailarinas de un estilo en concreto porque se le iban a ver, ya que el vestido como veis tiene el largo por encima del tobillo y cuando los vi, fue un auténtico flechado, me enamoré de ellos al instante, la tienda es esta: Animu, la atención fue estupenda y el envío muy rápido.

 

 

 

Y lo último que llevaba Carlota, era un pequeño colgante de Tous de una de las colecciones nuevas del año pasado.

 

 

Y como iba bien cómoda, así podía correr ella y divertirse…

 

 

 

 

 

De la fiesta de ese día no tengo muchas fotos que enseñaros, ya que no pu